1.7.09

GENTE COMO TÚ (PARTE I)

Acabo de terminar la lectura de "Memorias de un beduino en el Congreso de los Diputados" de José Antonio Labordeta y he disfrutado tanto, que quiero compartirlo con todos vosotros. Me vais a perdonar si soy un poco caótica en la exposición, pero como son vivencias del autor que va rememorando, las voy a ir contando según las recuerdo yo misma, después de haberlas leído.

Cuenta desde su llegada a Madrid, un día de lluvia y mojando todos los escaños del hemiciclo con su gabardina, porque nadie le sabía decir donde se tenía que sentar y como notaba las miradas de desprecio de los que se mojaban las posaderas después, acordándose de los cuatro que votaron para mandar a un diputado de la Chunta Aragonesista a Madrid. Como intenta ponerse al día entre "peles" (proposiciones de ley) y "peneles" (proposiciones no de ley). Habla de sus primeras impresiones sobre el Rey, diversos políticos de la VII y VIII legislatura y da su versión sobre los temas que le tocó abordar como el accidente y funeral de Estado por el Yak-42, el "no a la guerra", la Comisión del 11-M y el ascenso de Zapatero.

Me ha resultado interesante vislumbrar como se curte el personal, que llega allí con más pena que gloria (muchos de ellos) y todos terminan saliendo a flote, como él mismo indica.

Habla de las proposiciones de ley sobre el matrimonio homosexual, de modificación del Código civil para evitar en el divorcio el proceso previo de separación y de cómo, con el tiempo, hubo más divorciados en las bancadas del PP que en las otras. Pero, como él dice, una cosa es comerse el paté del cerdo y otra matarlo; se llena uno de sangre.

Narra, en primera persona, la pantomima del funeral por el Yakolev, al que acudió con Anasagasti, de como los familiares se abalanzaron sobre Aznar y Trillo y el propio Anasagasti pensó que eso terminaría en tragedia. Todos los insultos hacia el gobierno se silenciaron al entrar los Reyes. Después, como él también cuenta, un cúmulo de falsedades, evasivas y mentiras hasta el juicio de este año donde no se han depurado responsabilidades políticas y sólo han rodado cabezas, pero "de turco".

Con la caída del régimen de Irak, Ana Palacio anunció que el precio del petróleo descendería, a lo que Labordeta, en su tono de sabiduría mordaz le espetó que "la sangre de los iraquíes" ¿a cuánto iba a ir a partir de entonces? Dice que por toda respuesta tuvo su desprecio, pero que hoy le gustaría que compareciese en el Congreso o ante un tribunal de ética, tanto ella (que ya no lo hará) como sus jefes y sus aliados y explicasen la subida del precio del petróleo y por qué la sangre de los inocentes ha reventado estadísticas.

Se despachó a gusto con un "a la mierda" al más puro estilo Fernán Gómez, cuando desde la bancada de los hooligans del PP le dijeron "canta, cantautor de las narices". Reconoce que no fue una pieza de oratoria perfecta para el Diario de sesiones, pero que gran parte del país, en el que me incluyo, que estábamos hartos de los desaires de los populares, del llamado también por él "despotismo desilustrado" de muchos ministros y de la brutal desfachatez de Aznar, tomamos ese "a la mierda" como algo contra ese "personajillo", que durante 8 años, gobernó este país pactando cínicamente con vascos y catalanes, casando a su niña en El Escorial cual princesita y rodeada de mangantes y crear un enfrentamiento entre CCAA por valoraciones económicas distintas. Dice que, a la mañana siguiente, en un bar unas militantes socialistas le aplaudieron al entrar y a medio día, Joaquín Sabina, de viaje hacia Andalucía, le felicitaba partiéndose el pecho.
Cree, y yo con él, que es lo que todos queríamos expresar en ese momento, y nadie se atrevía y que no le importaría que fuese su epitafio, junto al de Joaquín Costa de "Nunca legisló..." (continuará)

10 comentarios:

IBE dijo...

Os lo he amenizado con la "Albada del viento",también suya, para los que sepais apreciar a los modernos "trovadores", así que conectar los altavoces...

Lena dijo...

Realmente un libro estupendo y muy entretenido.Yo me lo compre el dia del libro y me lo leí en una noche, me enganchó.Mi marido me miraba alucinado, porque conforme iba leyendo me moría de risa.Os lo recomiendo.

Fernando Martínez López dijo...

Ponte a escribir un libro que escribes bastante mejor que Jose Antonio, (ya te dije que estuve con él en la feria del libro en Madrid...y tenía gente). Anda ya jodidillo el hombre y fue una pena que no viniese el primero de mayo pero tuvo la frescura de representar muy bien al español de a pie en el Congreso, lo del día de " a la mierda" es para ponerlo en los anales del congreso. Testigo en directo del cinismo de los conservadores, es un representante claro de toda una generación y una forma de hacer política bastante más sencilla del merengue ´que tienen algunos en cuanto pillan un cargo y tienen que ejercer...
¿Te ha dicho Graciella?¿Te animas a venir a cenar el sábado?

la cabaña progresista dijo...

Me encanta Labordeta. Si teneis la oportunidad, os recomiendo que le escucheis esta noche (suele estar casi todos los jueves) en la tertulia de RNE a las 12 en el programa "24 horas, el análisis" que dirige Rafa Bermejo. Junto a él da gusto oir al Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, Julián Casanova.

Un saludo compañer@s.

IBE dijo...

Para mí, también es especial pq. es conocido de mi padre. Trabajó para la familia Labordeta, en un colegio en Zaragoza, y todavía recuerda que le hacía las traducciones de latín (mi padre se acordaba de su etapa de frailes en Estella)a su hno. que estudiaba Derecho.

Gracias Cabaña por el apunte y a ver, a ver, Nano que es eso de la cena del sábado: me lo contais mañana y si no me voy al pueblo, probablemente me apunte.

Fernando Martínez López dijo...

Vienen Graciella y Kike a cenar a casa el sábado y le dije que te invitase (no tengo tu móvil)...venga y echamos unas risas en mi casa y así despedimos la cocina que Merche la va a cambiar...por eso me voy en principio sólo a Caracas y ella viene después.
Y Cabaña, a Julian Casanova lo trajimos a Logroño a dar una conferencia en el Ayuntamiento sobre la historia contemporánea de nuestro país con 25 añitos y venía de dar una conferencia en un club privado de Londres (y cobró 500.000 pesetas de aquellos tiempos). Es un tipo muy majo y vivía en Zaragoza, de la guerra en Aragón lo sabe todo y de las experiencias autogestionarias también...ya le he visto en alguna tertulia...

Iván Palacios dijo...

Joer a cenar....... si que os lo montais bien, no he tenido el gusto de leer el libro, pero ste verano seguro que me da tiempo de leermelo.....

alegrias dijo...

A mí personalmente, Labordeta me parece un tío COJONUDO y en todo aquel ámbito que se ha desarrollado lo ha hecho de una manera expepcional, éso no hay quien lo discuta (bueno supongo que sí, pero no me merece importancia ninguna porque están totalmente equivocados)
Ya me pasarás el libro IBE.
Cuando se retiró de la política me dio un montón de pena, se necesitan PERSONAS COMO ÉL EN EL CONGRESO.
Le escuché en una intervención en la cadena SER en la que llegó a decir, que él creía que su cáncer era un síntoma de haber dejado la política; no le faltará razón, porque hay gente que lleva tan dentro el TRABAJAR POR LA CALIDAD HUMANA, POR LA DECENCIA, LA IGUALDAD Y LA LIBERTAD, quedarse en casa no creo que sea bueno para su salud, viendo el panorama POLÍTICO/DRAMÁTICO que han instaurado "ciertos politicuchos".. te tiene que comer las entrañas.
Felicidades por tu post, IBE, es sensacional al igual que los comentarios de los demás compis.
Un abrazo,
Graciela.

jordi dijo...

IBE, e dejado un acertijo para que penseis un poco este finde, es especial para los de letras puras o medias jajaja, visitame , buen finde a todos\as,
cuanto rojerio hay por aqui

IBE dijo...

Gracias a los amigos de Cuzcurrita: el comentario sobre esta entrada sale, por error, en la anterior pero dice algo así como que le encantan estos viejos "rockeros" de izquierdas que llaman al pan, pan y al vino vino...

Espero terminar los comentarios del libro, para la próxima entrada, este finde (si no hace días de piscina)