28.11.08

GORILAS BAJO LA NIEBLA...DE LAS NOCHES DE DISCOTECA


No terminan de darle vueltas a un tema recurrente, pero del que sólo nos acordamos cuando sucede algo y, además, cuando ese suceso incumbe a alguien del entorno de un personaje público como ha ocurrido esta semana con la muerte de Álvaro Usía, sobrino del Usía que todos conocemos. Me parece fatal que, como siempre, sólo nos acordemos "de santa Bárbara cuando truena", pero hayamos tenido casos cercanos en nuestra ciudad hace unos años y de los que nadie se acuerda y dudo mucho que las sanciones o aleccionamiento hayan sido los adecuados, porque también aquí hubo un resultado de muerte de un adolescente. Pero esta vez no era El Balcón de Rosales sino una de las dos discos de la calle Duquesa de la Victoria de una ciudad de provincias y la víctima no era sobrino de famoso, sino un chico cubano cuyo único delito fue querer terminarse la consumición que habían pedido, porque entraron ya casi a la hora del cierre, pero en ese momento nadie les advirtió que no les servían porque no les iba a dar tiempo a consumir. Tengo la versión de la madre, así que no soy del todo imparcial, porque todavía recuerdo como se le rompía el corazón recordando y enseñando fotos del hijo, cuando acudió a mí porque no soportaba vivir en Logroño, cruzándose con alguno de los culpables que ella pensaba, le miraban con sorna, y quería vender su piso de Ronda de los Cuarteles que había sido, con esfuerzo, la primera piedra de su sueño europeo y terminó siendo la losa del recuerdo de la muerte del chico. Se me partía el alma viendo llorar a esta mujer y yo con ella porque no soporto ver sufrir tanto y no implicarme, (no me he endurecido lo suficiente y creo que no lo lograré nunca) y allí estuve escuchando el relato de los hechos: de como comenzaron a discutir en la calle los gorilas con cuerpo de boxeador, pero el cerebro licuado de tanto golpe y terminaron, dentro en el guardarropa, con el consentimiento del dueño del garito y para que no dieran el cante.

El otro día, se planteaba en un programa que en Cataluña, a raiz de hechos como este, acontecidos hace un tiempo en locales del Maremagnum, se había creado una preparación específica para estos porteros nocturnos de discoteca más parecida a la formación del vigilante de seguridad, que debe emplear la psicología y la persuasión y nunca los puños ni las armas (máxime cuando hablamos de que los implicados estan de fiesta, han bebido y a esas horas puede costar más razonar). Me parece buena idea que fuese extensible a todo el país o que se exija un vigilante profesional y paguen los dueños por el servicio que nos evite la muerte de muchos de nuestros jóvenes. Ya vale de ver en las puertas "armarios de 4x4", con el traje marcando musculito, que parece que les va a explotar en cualquier momento como al increíble Hulk y la cabeza rapada como marines americanos o en cola de caballo estilo narcotrafi-colombiano.

Para terminar, se ha planteado también a raiz de esta última muerte en Madrid el tema transversal de la existencia de cantidad de licencias para estos locales no adecuadas a la actividad actual que desarrollan. Se habla de 120 denuncias en 24 meses y se mencionan locales archiconocidos de la capital como: el Randal, Moma, Riviera, Macumba, entre otros.

Me encantaría animar, desde estas líneas, a que las malas artes que conozcamos en nuestra ciudad en tema de ausencia de licencias, violación de normativa de horarios o de ruidos, zonas de botellón que resulten molestas o sin vigilancia etc., sean denunciadas antes de que, como siempre, sea demasiado tarde.

5 comentarios:

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Hola ciber:

Leer este artículo y con el fondo de música exbeatle....es demasiado. Tremendo lo que relatas máxime cuando lo sumas a lo acontecido no hace tantos años en Logroño, en la disco del "sr. Cendra". Creo no equivocarme.

Personalmente me parece que está bien la norma catalana, en lo relativo al personal que tiene que estar en las puestas de las discotecas y locales semejantes. Visión laboral, empresarial y profesional.

Sin embargo yo me pregunto si se podría rebajar y con el tiempo cambiar un pelín el concepto que se tiene de "ir a la disco" por parte de los usuarios. Ejemplo, si lo tratamos como cuando vas al teatro, a los toros, al futbol...etc, estos establecimientos tienen un aforo, que una vez que se llenan, ya teoricamente no entra nadie más. Es decir, si el local tiene 1000 entradas, se venden estas y el que no tiene....media vuelta y a otra cosa mariposa.

Lo mismo nos pasa cuando intentamos aparcar un vehículo en un garaje y vemos el letrero de COMPLETO, esperas o te vas a otro garaje y punto.

Como ves, no solo es el tema de los "puertas", sino también nosostros, los usuarios de este particular "esparcimiento social" que con el tiempo y con el aforo y entradas previamente establecidas por la Autoridadel harían tener otra forma de acudir a los mismos.

Ciao.....y felicidades por el post.

PD: Por cierto, yo reconozco que montaré el Belén dentro de unos días....Ja,Ja,Ja......

ulises dijo...

En el Maremagnum el asesino involuntario fue un vigilante de seguridad habilitado.
Estoy con Chema en lo de aprender a ir de marcha.
Hay que enseñar a los jóvenes a tener iniciativa propia y no dejarse guiar por las masas que no traen más que problemas y malos rollos a altas horas de la madrugada.
Fomentemos los teatros, librerías, cines, cervecerías y más sitios donde se pueda hablar y no berrear.

IBE dijo...

Me encanta haber hecho un poco de justicia póstuma a David, el chico cubano del Yo que, ya que su caso volvió a salir en prensa el domingo a raíz de la nueva preparación exigida a los porteros de disco. Estoy con Ulises en el fomento de otro tipo de salidas a los jóvenes, pero me parece de risa querer hacer ahora, a toro pasado, del Balcón de Rosales una biblioteca, para qué?,para que vayan los de siempre?, a los que salen no se les trae al buen camino tan fácil.

Fernando Martínez López dijo...

No voy a decir que el número de conexiones neuronales son inversamente proporcional al de fibras musculares, porque éstos tontos no son, ya saben a quién sacuden y con quién se ensañan. lo lamentable es que quienes incitan al negocio de la libertad de consumir en exceso la coharten cual matones de falange y a estos los conocí y de quiénes se rodeaban también. (Y Chema, que se libró de un par de tiros porque se asomó mal al balcón de Calvo Sotelo). A los que habría que hacer cómplices directos es a los que los ponen. Hasta en el derecho romano el dueño era responsable de los desmanes de sus esclavos...
Por cierto, acabo de regresar y tengo un pañuelo Pachakutik para la autora de tan deliciosos y certeros pensamientos. Me dirás dónde y cuándo te lo doy.
un abrazo
nano

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Nano:

Recuerdo que estaba trabajando y esperando a que terminara de currar mi compa de aquella época. Trabajaba en un bingo, cuando ocurrió lo de los disparos. Ver hemeroteca, cómo nos dejaron el cartel de la UGT en calvo Sotelo 13, principal (el piso era de una amiga de Pepe Blanco, nuestro cantante), ojo no confundirse con el vicesecretario general socialista, si no me equivoco.

Por la mañana la poli me interrogó en mi puesto de trabajo, en la SEAT. Que tiempos Nano.....Esto es la intrahistoria.