12.3.10

LA MEJOR PARTE DE SÍ MISMO

No hay mucho más que decir de él, que no se haya dicho ya hoy: "la voz austera de un país sumido en el silencio" (J.L.Rodríguez Zapatero); "en su obra plasmó la esencia de una manera de ser, pensar y de vivir" (Víctor García de la Concha, director de la RAE); "uno de los inmortales de la literatura" (Juan Vicente Herrera, presidente de Castilla-León)

Descanse en paz el escritor, periodista, cazador, amante de la naturaleza, deportista y padre de familia, que todas esas cosas fue, junto al viejo Eloy "La hora roja", Trinidad "La mortaja", Roque El Moñigo "El camino", Azarías "Los santos inocentes", Mario "Cinco horas con Mario", Pacífico Pérez "La guerra de nuestros antepasados", algunos de los personajes de su legado estético, pero sobre todo ético.

Y descanse en paz, sobre todo, junto a "la mejor parte de sí mismo",su mujer Ángeles de Castro de la que vivió siempre envidiablemente enamorado, a pesar de haberle sobrevivido tantos años. POR FIN JUNTOS MIGUEL DELIBES Y SU MILANA BONITA !!!

10 comentarios:

Socialistas de Cuzcurrita dijo...

Muy bonito tu homenaje a quien ha sido nuestro más leído escritor de juventud.

Salud y Progreso.

Un amigo dijo...

Buen artículo, Resu ha descrito perfectamente a Delibes y con ello a los que lo leímos y sentimos desde el instituto, acercándonos a la literatura por su lenguaje sencillo y tan compartido, haciéndolo parte de nuestras vidas. Nada como leer a Delibes para empezar a sentirse capaz de entender la literatura, y nada como rellerlo para saber cuánto queda por entender de lo que creímos entendido. Delibes es popular, sí, no popularista, y podía llegar hasta personas sin muchas lecturas pero de gran absorción de la vida que se veían inmersas en sus obras recobrando sus vidas cotidianas en ellas, tal era el caso de mis abuelos, que vivieron en chozos, como los protagonistas de Los santos Inocentes, con esta novela me acerqué a sus vidas y a la esencia de algo tenebroso que aún no ha muerto en España, que sigue vivo traspuesto en otros lenguajes, en otros paisajes, ya sin encinas, paisajes de hormigón, de superficialidad, de banderas inflamadas de nada , de autoproclamación de lo que no se es ni se tiene, y paisajes de superficies comerciales. Añoro la naturaleza que Delibes representaba pero esta ahí.

Gracias por que existió.

Fernando Martínez López dijo...

Hoy, cuando hay muchos que no callan y están dándole a la estupidez todos los días (parece que tocan la corneta) sería bueno recordarles los importantes y enomes silencios de personajes como Delibes. era un hombre hasta para escucharles los silencios y , para mí, uno de nuestros mejores lingüistas y la vez sencillo. No se alambicaba para expresar la verdad, era el pueblo hablando...
Cayo era España hasta odiando...
Yo cené una vez con Mario Camus y hablamos de Delibes y me contó que era muy fácil hasta hacer lo contrario de lo que pensabas si él te lo decía...
Con hombres como ese sí que se mueren trozos de una España que ahora todos enaltecen pero en fondo detestan.

la cabaña progresista dijo...

La sombra del ciprés es alargada y por el camino aún es de día para un cazador que pasa cinco horas con Mario mientras las perdices del domingo se van con los santos inocentes. El conejo y mis amigas las truchas de Castilla hacen junto a mi querida bicicleta, mi vida al aire libre. Nacho el mago y los niños han visto en las ratas los estragos del tiempo, al mismo tiempo que un hereje ha desvirtuado un deporte de caballeros en la tierra herida.

Siempre nos quedarán sus libros señor Delibes... gracias.

IBE dijo...

Como dicen los amigos de Cuzcurrita, de los más leídos y con razón por lo que suponía aprender de literatura y de educación en valores.

Gracias Amigo "sin nombre", es verdad, con él comprendimos la literatura, la vida, la muerte,el amor ,las desigualdades, la España rural y todas esas diferencias y falsas apariencias, que con distintos escenarios, como sabemos, siguen existiendo a pesar de los pesares.

IBE dijo...

Nano, ya se sabe que el que calla otorga y que muchos silencios son más elocuentes que millones de discursos vacíos. De ahí la grandeza de este hombre serio, humilde y convincente tanto en las formas, pero lo más importante en el fondo de sus obras.

Inteligentísimo homenaje también el tuyo, Cabaña, es grande y esperanzador que siempre nos quede su obra.

ulises dijo...

Esta entrada es más interesante que las de disputas políticas.
Muy bueno lo del mixpod.

IBE dijo...

Gracias, Ulises, es triste pero ya me dice algún compañero que me podía especializar en escribir el obituario de un periódico, ja,ja,ja, pq llevamos un añito...

Lo del mixpod con "El camino" fue un encuentro casual, buscaba música y apareció este vídeo, con lo cual, no lo dudé, pq me encantó y me venía al pelo. Me alegro que te guste.

alegrias dijo...

Me uno a tu homenaje.
Mis libros favoritos de Delibes: "El camino", "Los Santos Inocentes" y "El cazador".
Siempre he pensado que el Nóbel debiera a ver sido para él.
Un abrazo.

IBE dijo...

Pues sí Alegrías , estoy contigo, para gustos los colores, pero Cela no le llegaba ni a la suela del zapato en estilo y sobre todo en humildad personal. Me va más la personalidad del genio discreto, que para mí lo hace más genio si cabe.