29.4.09

"UN BUEN HOMBRE" MATA A SU HERMANA...

Una vez más, la realidad supera la ficción y en nuestra ciudad. Nos damos un respiro de los asuntos políticos para hacernos eco de esta noticia: un albañil de 60 años, enfermo de cáncer, mata a su hermana de 52, en su vivienda de Vara de Rey, donde ella acudía a atenderle, cada día, cuando la mujer de él salía a trabajar. Lo más triste e ingrato del asunto es que la fallecida fue la donante de la médula a su hermano-verdugo.

Esto me ha hecho reflexionar sobre lo que tiene que pasar por la cabeza de una persona "normal" o "un buen hombre" para llegar a esos extremos, cuál es la situación desesperada que nos "toca" el fusible o el interruptor en pro de la ilegalidad, el crimen, lo ilícito, la brutalidad...

Va a ser cierto lo que están comentando el director y los actores de la peli "Un buen hombre", que se estrena mañana: nadie sabe hasta dónde somos capaces de llegar, todos somos capaces de todo en un determinado momento y todos somos capaces de cometer actos violentos si se produce el detonante adecuado. Está claro que todos nos convertimos en juez y parte cuando alguien a quien respetamos hace algo incorrecto o ilegal.

Después de conocer la noticia del crimen de esta mañana, me he parado a pensar que cuando Tristán Ulloa habla de su personaje ( un profe de derecho que presencia como su mejor amigo, catedrático y su mentor, asesina a su esposa) tiene bastante razón, al afirmar que las personas, a veces van con muchos "disfraces": el de la ética, el de la moral, la religión, el buen marido, el honorable profesor o profesional...,pero al desprenderse de ellos, queda la parte más primitiva de cada uno y esa es la que más miedo da porque te puede dar lo mejor y lo peor.

Según comenta el actor, todos tenemos un punto primitivo dentro, para bien o para mal y, cuando nos llevan a un extremo puede salir la bestia de nuestro interior, como así ha sido hoy, lamentablemente.

6 comentarios:

alegrias dijo...

Sí que es cierto eso del punto primitivo, evidentemente los instintos básicos son los que nos acompañan y que podemos ver en el comportamiento animal...(no quiero suceptibilidades, jejeje, no corren buenos tiempos para la lírica)
¿No se te ha pasado por la cabeza tirarle un ladrillo a alguien en un momento dado?A mí también pero no voy a decir cuando.
LO de el sr. este... a mí me ha dejado estupefacta esta mañana cuando lo he leído.
Un abrazo hoy de Graciela y familia, que estamos tós aquí, jejeje(bueno, falta mi hermana que llega mañana)

Fernando Martínez López dijo...

Jamás disculpo una acción de ese tipo pero no me atrevo a juzgar mucho pese a que las reacciones de la persona ante algo terminal, suelen tener una primera fase de susto pero luego lo asimilas (y lo digo por experiencia)y ni te desquicias ni te sale nada agresivo, recapitulas y te pones a pelear hasta donde puedes por un mero instinto de supervivencia...pero dar martillazos a una mujer? No me cabe en la cabeza por más instintos bestias que uno tenga dentro y ese animal de autodefensa (que todos tenemos dentro)te llegue a llevar a eso...sólo si tuviese un carcinoma cerebral (y se desdobla la personalidad) podría entender que este era así...en fin. Una barbaridad.
Sale barato agredir a una mujer todavía...

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Lamentable, espeluznante....No se que decir. Posiblemente ese "animal" que todos llevamos dentro, en ocasiones extremas actue así....No se, esto del ADN.

No tengo palabras.

PD: Graciela que lo paseis familiarmente muy bien y felicidades anticipadas. Nos vemos.

IBE dijo...

Vamos a dejarlo en que Logroño es pequeño o en que tengo muchos hnos., el caso es que este suceso, le toca familiarmente de cerca a una compañera de trabajo de mi hno. pequeño.

Esta mañana ha quedado patente, con alguna opinión de vecinos, que se necesita la colaboración ciudadana, inmediata, no cuando los gritos son más fuertes. Quizás no se hubiese evitado el crimen, pero no quedaría la sensación de no haber hecho todo lo posible.

En estos casos, más vale pecar por demasiado mal pensados, que arrepentirnos después.

Iván Palacios dijo...

la cabeza es la cabeza y nadie sabe
lo que pasa por ella

Socialistas de Cuzcurrita dijo...

A él lo conocía de ver pasear a su preciosa galga hasta hace poco a diario. No sabia de su enfermedad, la noticia me ha cogido fuera de Logroño y es difícil de explicar.

Ivan lo ha dicho, la cabeza es ...enfín.

Salud y Progreso.