24.3.09

UNA MUJER VALIENTE, PERO YA VAN NUEVE...

Os quiero hacer el relato cronológico de unos hechos, que han sido declarados delictivos gracias a la valentía de una mujer que ha denunciado que la retenían en contra de su voluntad y la obligaban a ejercer la prostitución para pagar la deuda que tenía contraída con sus captores.

Se trataba de una auténtica red de trata de blancas o compraventa de mujeres.

El 7 de este mes, de madrugada, se clausuraron los prostíbulos Riviera y Saratoga, dos de los más polémicos de Cataluña. Este cierre se anunció como temporal y decidido por el juez, después de que la policía interrogase a decenas de mujeres, clientes y trabajadores.

Hasta ese momento, todas las operaciones policiales se dirigían contra las prostitutas por no residir legalmente en España y eran coordinadas, en algunos casos, con la Inspección de Trabajo. Las chicas eran expulsadas de España y sustituidas por otras por los propietarios.

Diez días después, una joven rumana de 21 años, que estuvo casi 2 años encerrada en un piso del Raval de Barcelona, denunció que la red mafiosa que la trajo engañada a España, aún menor, la obligó a prostituirse. La chica fue liberada y, en un acto de valentía, dió nombres.

Después de meses de investigación y rastreando esa pista, se ha detenido a una violenta banda de origen albanés dedicada a la trata de blancas y, entre ellos a los propietarios de otros tres prostíbulos de Tarragona.

Las mujeres trabajaban bajo un férreo control de la red mafiosa, que no dudaba en ejercer la violencia si era necesario.

La banda tenía contactos en varios países como Brasil, donde compraban a las mujeres para obligarlas a prostituirse en Cataluña y Valencia, y más tarde las revendían a otras bandas de otras ciudades europeas.

El acto de la joven rumana del Raval es aún más valioso porque esta banda se dedicaba además a buscar, por toda Europa, a mujeres que se habían escapado y, si no daban con ellas, amenazaban a sus familias en los países de origen.

Para rizar el rizo, se sospecha que diversos mandos policiales cobraron sobornos a los propietarios de los macroprostíbulos Riviera y Saratoga a cambio de avisarles cada vez que iban a ser objeto de una redada policial.

Necesitamos más mujeres valientes porque, esta demostrado que aún hay mujeres que no se atreven a denunciar, porque en los casos de violencia doméstica, ya van nueve, a día de hoy en lo que llevamos de año. La penúltima, de Castellón, lo había vuelto a admitir en casa o habían reanudado la convivencia (supongo que, siempre, con la esperanza del cambio) y la última, de Guernica, nunca había presentado denuncia.

Lo de la joven rumana demuestra que con un tremendo acto de valentía, arriesgando tanto su vida como la de su familia en su país, probablemente evitará el sufrimiento y la esclavitud de otras muchas mujeres.

¡¡¡ Un auténtico ejemplo a seguir, venciendo el miedo !!!



8 comentarios:

Pecosa dijo...

Yo conozco a la hermana de la del caso de Altafulla. Sin duda, cada caso es un drama, pero este me impactó especialmente...

Qué valentía esta chica, sí señor. Tan joven y tan fuerte. Admirable.

Fernando Martínez López dijo...

Fundamentalmente es una cuestión de valor por parte de las PRISIONERAS (y recordemos que las familias se quedan en sus países a merced de estos sujetos)y por otro lado yo estoy convencido de que la poliicía no actúa con la dureza y meticulosidad que debiera porque esto se sabe...
Es una verguenza mundial que nos debería sonrojar el que para que unas familias puedan comer alguien tenga que poner su cuerpo en alquiler y esas mafias compran todo y a todos y blanquean como quieren...
Es un problema de todos y no sólo por el dicho de quien es más juzgar si la que peca por la paga...sino por la violencia que marca a una mujer de por vida.

Tercera Opinión dijo...

Gran post.
Y dura historia la que cuentas.

Un saludo.

-----------
http://www.terceraopinion.net

IBE dijo...

Gracias por la Tercera Opinión y bienvenido al club de "comentaristas".
A mí también me ha encantado tu crítica entrada sobre el "malnacido". Creo que has dado en la diana.

alegrias dijo...

Es lamentable y terrorífico tener que seguir leyendo noticias sobre esclavitud.
Yo tengo una conocida brasileña que pasó por una situación similar. La trajeron a nuestro país, engañada por su MEJOR AMIGA, que la ofrecía trabajo aquí. En cuento llegó la metieron en un prostíbulo y ella se negó a prostituirse, la tuvieron sin comer más que un currusco de pan y un vaso de agua al día durante meses. Al final la pusieron en la barra, me cuenta que la tenían sentada en un taburete y dos compañeras la sujetaban para que no se cayese. Llegó un chico joven y la vió en ese estado, la preguntó y ella le contó la historia. A la noche siguiente se la llevó, se escaparon y denunciaron los hechos a la policía. Con el tiempo se casaron, tuvieron una hija y ella,no ha podido resistir quedarse en España, se ha vuelto a su país.
Quedó tocada totalmente, tanto a nivel anímico como a nivel físico; era una chica preciosa, después no pudo recuperar peso, era un cadáver andante.
Tuvieron amenazas de muerte, cuando la policía clausuró el local; recuerdo que junto con el que estaba ella, cayeron cinco más, Navarra, Euskadi, Valencia...
Ojalá algún día tengamos que dejar de oír este tipo de casos; porque en el mundo hay miles de personas que viven en la esclavitud, no solo mujeres.
Es una abominación y debemos luchar contra ello con uñas y dientes; no podemos consentir que las personas vivan privados del bien más preciado que poseemos: LA LIBERTAD.
Un abrazo

Mica dijo...

Qué historia. Qué mujer. Con su valor ha logrado que muchas otras no pasen por su calvario. Es algo realmente horrible que sigan ocurriendo estas cosas y que encima haya policía tan corrupta.

Socialistas de Cuzcurrita dijo...

Hola Ibe, un tema muy interesante el tratado. Pero sobre todo, es conveniente que ante la velocidad que imprimimos a nuestras vidas, estos temas los mostremos tantas veces como sean necesarias.

Las mafias, las putas mafias explotando a trabajadores (igual me da que tipo de trabajos realicen, todos son necesarios). Y lo peor esa explotación y por consiguiente INJUSTICIA no solo no es denunciada e intervenida por la autoridad policial, sino es consentida y aprovechada. !Qué asco!.

Estas víctimas deben de tener en la OPINIÓN PÚBLICA a sus grandes defensores, mostrando sensibilidad y reconociendo su valentía por el paso dado.

Enhorabuena IBE una vez más.

Salud y Progreso.

Iván Palacios dijo...

la culpa es de los clientes, sin ellos no sucederían estas cosas