10.3.09

OTRO 11 M ¿CÓMO HEMOS CAMBIADO?



11 M ( 2009 )


Aprovecho el aniversario del tremendo desastre del 11M del 2004, para hacer un balance de lo que supone o debería suponer la evolución de nuestra especie.

He escuchado en un informativo que están elaborando un informe demostrando que ya los chimpancés (nuestros "monos" antepasados) practican la premeditación o preperan tramas o planes a futuro con la esperanza o fin de causar daño. Bueno, para estos animalitos igual suponen "gracias".

Me explico: en un zoo de un país, que ahora mismo no viene a cuento, han comprobado que uno de los chimpancés que allí habitan, prepara, pule o desgasta y almacena piedras en su jaula para después lanzarlas a los visitantes cuando se siente amenazado o él lo cree así.

Y ahora viene mi reflexión, después del tiempo transcurrido desde nuestros tatarabuelos los chimpancés, hasta el desastre del 11M, y desde el atentado de Madrid del 11M del 2004 hasta hoy, ¿hemos cambiado?

Volvemos a conmemorar el aniversario, con la esperanza de que no se repitan estas masacres y con el recuerdo y la memoria de las víctimas inocentes, pero es tristísimo que la evolución de nuestra especie no sea tal y tras el primer 11M llevemos otros tantos atentados premeditados, como los traman "los monos"para hacer daño, asesinatos, secuestros, robos, violaciones, agresiones de todo tipo y víctimas de violencia de género.

Supongo que será mucho pedir, pero intentemos que en el próximo aniversario, hayamos dado un giro copernicano a la cadena de la evolución y valoremos los daños que vamos a causar y los evitemos. Así dejaremos de ser meras personas "monas" y tenderemos a los Homo Sapiens Sapiens al que muchos ven todavía muy lejos.

6 comentarios:

Fernando Martínez López dijo...

Pues viendo como está el patio me da que algunos siguen con la idea de abrir la cabeza al que sea con una quijada de asno con tal de ser el jefe de la tribu, aunque no quede un plátano que llevarse a la boca y se esté pasando un hambre de la de dios por parte de los macacos...
Yo aún sigo creyendo en la naturaleza humana sin escatologías ni jerarquías, ojalá que la ambición se torne en solidaridad. Si no lo creyese ni hacía las maletas pero ya ves...el 2 de abril en marcha otra vez...

IBE dijo...

Yo también soy de las que a pesar de los pesares, y me den donde me den, vuelvo a confiar en el género humano.
Supongo que tiene que haber de todo como en botica y aunque unos se hayan quedado en el Homo Erectus, otros trabajan la solidaridad para que los más desfavorecidos consigan lo que en sociedades pudientes no aprovechan, ni valoran. Vosotros sois los que más teneis que notar esas diferencias.

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Hola:

Tema complejo donde los haya. Esta mañana algunos de los tertulianos de Carlos Herrera, han regresado al tiempo de las dudas y las tinieblas. Que si el atentado no fue organizado sólo por los juzgados. Que la trama intelectual sigue suelta....

En mi opinión, llegará un momento en el que este tipo de actos de recuerdo y de solidaridad, tendrá que dar paso al reposo necesario del dolor infringido a cuantos deirecytamente o indirectamente fueron tocados por el terror.

Bueno es una opinión discutible...

alegrias dijo...

Un artículo para pensar.
Algunos no han pasado por algunas fases, quizás por educación, bueno, más bien por falta de ella.
El 11M o la muerte de inocentes de forma violenta, nos hacen debatir los vaivenes de la lógica y la razón y la humanidad.
Aquí hay para pensar muuuuuuucho.
¿Qué es lo que diferencia a algunos mentecatos de los chimpancé?

TitoCarlos dijo...

No nos metamos con los monos, que por ahora no tienen culpa. El mono está enjaulado y tira piedras a la especie que le ha metido allí. Yo les perdono. Posiblemente, si llegan a sobrevivir y evolucionar, su inteligencia les dicte que no deben seguir nuestros pasos.
Un atentado de estas características nos abre los ojos. Murieron personas de todas las edades, de distintas condiciones sociales y económicas, distintas razas y religiones... y todos nos unimos en el dolor, porque hay cosas que van contra todos. De la solidaridad de aquel día, es posible que quede poco; pero algo queda, y aquí estamos contando como pasamos aquel día porque no lo hemos olvidado. Ahora toca explicarlo a nuestros hijos, pesándoles ese relevo.

Un abrazo solidario.

IBE dijo...

Gracias a los que os habeis unido a mi reflexión y al recuerdo de esta masacre y al de todas sus víctimas inocentes.
Esto ya hace confiar en parte de la especie humana.