22.6.08

SOBRE LA JORNADA DE 65 HORAS

Recordareis todos esa canción tan pegadiza, cuyo estribillo dice: “un pasito pa lante María, un pasito pa tras”, pues así van, gráficamente, los pasos en las conquistas sociales en los países de nuestro entorno. ¿Cómo se comprende si no, el retroceso o paso atrás con la petición de la jornada laboral de 65 horas, después de haber conseguido la hazaña de las 40?
Además, no nos engañemos, siempre hemos trabajado más de las 40 horas “by the face” y fuera de contrato porque eso eran lentejas, yo en concreto, tres más todos los sábados durante bastantes años, y con el convencimiento, dentro de mi ingenuidad, de que era lo que debía hacer porque parte de mi salario lo componían suculentas comisiones sobre ventas. Entonces, ahora vamos camino de trabajar de 65 a 70 horas, es decir, media vida.
Si esa jornada de 65 horas la multiplicamos por los dos miembros de una pareja con hijos, ¿Cuándo se supone que ven y disfrutan de sus hijos?¿y los hijos de sus padres? Estamos en vías de lograr la jornada continua en casi todos los centros escolares como gran conquista, que para mí redunda en la calidad de vida del alumno, y por el contrario, sus padres no van a estar en casa cuando termine su jornada escolar. De esta manera, hay dos opciones: o se trabaja o tenemos hijos. ¿No se trataba de conciliar el trabajo con la familia, de la igualdad entre hombres y mujeres en todos los aspectos?
Tenemos derecho a nuestros periodos de descanso semanal y a disfrutar de nuestro ocio. ¿No será que, en nuestro tiempo de asueto, corremos el peligro de pensar, de formarnos, de manifestarnos y es eso lo que nos interesa? Es mejor tenernos alienados, en interminables jornadas laborales y, al terminar, seguir con la alienación del “pan y circo” o, lo que es lo mismo: “OT, Yo soy Bea y la Euroliga”. Todo ello, por cierto, con el innegable riesgo de la desmotivación, cansancio, hastío e incidencia en la salud laboral y en el aumento de accidentes laborales.
Pues eso, que los pasos de la mencionada canción están muy bien para una coreografía bailonga pero no para el ritmo que deben llevar las conquistas sociales de Estado de bienestar, que tanto tiempo y esfuerzo nos ha costado lograr. Y, si es ese el devenir del ritmo de nuestro mundo moderno, que pare el globo terráqueo, que yo me apeo y, espero que, como yo, muchos de los que confiamos en que, entre todos, nos haremos escuchar más alto y más claro.

4 comentarios:

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Hola cibermilitante:

En primer lugar agradecerte el esfuerzo por escribir este interesante post. En la blogocosaregional hau un bloguero que está diciendo que las bitácoras de BSR son produzto del ambientillo precongresual de los socialistas riojanos. Con este trabajo queda claro que no.

En segundo lugar, el tema elegido es tremendo y poco más que añadir sobre lo que denuncias y reflexionas. Tienes campañas muy interesantes te aconsejo que entres en el blog de:
http://plataformajuvenilprogresista.blogspot.com/

Atentamente

ulises dijo...

En Europa hay un problema que hay que solucionar que es la falta de productividad. Esto afecta a la economía, los bancos, las empresas y por tanto también a los trabajadores. Alemania llegó a un acuerdo social con sindicatos de un aumento de hora y media sin aumento de salario, ante la coyuntura actual los trabajadores aceptaron. Craso error, porque ahora van a pedirles más. ¿Han visto "La pequeña casa de los horrores"? una planta carnívora insaciable. Se dice que el desear del ser humano es insaciable. En lo que estamos tratando lo aplicaremos a la globalización capitalista.
¿Es que nadie estudia historia?, del sistema educativo norteamericano me lo creo,pero del europeo no esperaba eso.
¿De qué sirve aumentar las horas de los trabajadores de una planta automovilística de Frankfurt si la tendencia es a que desaparezca como tal?
La deriva que lleva a la UE a esta política no es otra cosa que una falta de imaginación para la reconversión de los sectores productivos. Como ejemplo más claro les podría servir Bilbao, ¿donde están esos altos hornos?
¡ah si! los fundieron para hacer un barco museo y atraer visitantes y negocios.

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Hola......:

Buen artilugio y mejor música. Un acierto en toda regla.

Socialistas de Cuzcurrita dijo...

Acabamos de descubrir que somos uno más. Más fuerza para hacer eco de que La Rioja PUEDE Y DEBE hacer frente al futuro desde el SOCIALISMO y los valores que defendemos.
Larga vida compañero, cuenta con nosotros.

Salud y Progreso.