10.4.10

NI SON FELICES, NI COMEN PERDICES


Leo atónita la nueva campaña institucional del Mº de Igualdad, Instituto de la Mujer y FETE-UGT, que desaconseja la lectura de los cuentos clásicos por sexista y me preocupa que lo próximo, dentro de su tarea de buscar causas más profundas para las desigualdades, sean las lobotomías masivas para anular el lado masculino del cerebro de las féminas y lo femenino en el cerebro de los hombres.

Mira que se empeñan con campañas como "Educando en Igualdad" con gasto de 42.000 guías editadas en las 4 lenguas oficiales, pero claro, alguna función habrá que darle a un ministerio, un instituto para sólo un sexo y una sección de un sindicato. De momento, las consecuencias que estamos viendo son que las niñas están asimilando tanto los roles masculinos que quedan para pegarse como los chicos pero, esta vez, hasta matarse. A mí me da que pensar que aquí faltan muchos valores no adquiridos, en su momento, sexistas y no sexistas.

Por otra parte, esta semana también recogí unos estudios sobre la progresión del gusto por la soltería y los motivos para ello. Todo esto, me lleva a una de mis personales reflexiones. Puedes leer los cuentos que quieras de pequeña y las historias de Sissi emperatriz y eso no te hace creerte inútil y necesitada de un príncipe azul que te saque las castañas del fuego, te pague la hipoteca y te de una vida de reina o simplemente digna. Algunas aprendemos, a su debido tiempo, a distinguir la realidad de la ficción y creemos que lo políticamente correcto no choca con la tradición oral. Por algo Blancanieves, La Cenicienta o Hansel y Gretel siguen vigentes pese a las alternativas más actuales. Los valores de esos cuentos clásicos: la envidia, los celos, el abandono, no son incompatibles con los nuevos valores actuales de la solidaridad, el medio ambiente, el respeto por la diversidad o la amistad.

No hace falta fomentar textos nuevos no sexistas y olvidar los clásicos porque lo digan unas instituciones que ya no saben qué decir para justificar lo que no han terminado de igualar como iguales puestos, iguales salarios, verdaderas medidas de conciliación familiar o una buena educación sentimental que evite la violencia de género. Los valores verdaderos también quedaron plasmados en las fábulas de animales: la cigarra y la hormiga (ambas hembras, una vaga cantando y la otra previsora y trabajadora), etc. Y nadie se queda con la idea de que los animales hablan ni cantan.

El verdadero paso en materia de igualdad ya se dió y sólo falta ahondar en lo indicado, lo laboral, salarial y representativo-empresarial. El estudio reciente que he comentado achaca el aumento de "singles" al "cambio de rol" del sexo femenino. El nº de españoles que opta por la soltería definitiva va en aumento, cada vez se retrasa más la edad del matrimonio y la paternidad y todo ello por el cambio de patrón de las mujeres de los 60, debido al aumento del nivel educativo orientado al ejercicio de una profesión.

Las mujeres han sido y son el motor de los cambios familiares y sociales de nuestro país, ya que su decisión de ser independientes económicamente lleva a varias conclusiones: ha hecho que a más estudios haya menos bodas, a más nivel educativo y trayectoria profesional de la mujer, menos probabilidades hay de que se casen, a mayor tasa de empleo femenino, más hombres solteros y a más incorporación femenina al mundo laboral, todo se retrasa, tanto bodas como maternidad.

Lo que debe preocupar a nuestras instituciones, en lugar de la solemne "chorrada" de la interpretación de los cuentos, es que este fenómeno sociológico que he descrito sólo se produce en los países del sur de Europa, en los del furgón de cola, como siempre, porque en los Países Nórdicos y EEUU hay guarderías para todos y horarios laborales y escolares adaptados para facilitar la conciliación, es decir, un auténtico Estado del Bienestar y ojo, no nos referimos a recortar horarios de atención al público de algún sindicato con la excusa de dar ejemplo a las empresas a cuyos trabajadores representan. A otro perro con ese hueso, que con ese ejemplo se están perdiendo afiliaciones de bastantes años. En la fábula de la cigarra y la hormiga, ambas hembras, repito una trabajaba y la otra cantaba y después pasaba lo que todos sabemos. Lo del sexo, en ese caso, como en tantos otros, era lo menos importante.

8 comentarios:

IBE dijo...

El Estado de bienestar que España ha labrado en 30 años de democracia no sólo no ha conseguido alcanzar los niveles europeos, sino que hoy se ve fuertemente desafiado por una crisis que pone en tensión la sostenibilidad de sus cuentas públicas y, en última instancia, su propia pervivencia. Los ajustes necesarios que impone la reconducción del déficit en un país que camina hacia el envejecimiento, que no logra reponer a su población activa, garantizar el equilibrio demográfico, formar a sus jóvenes en un nivel suficiente ni huir de unas tasas de fraude y paro más propias del Tercer Mundo abren enormes interrogantes sobre ese futuro: ¿Puede España sostener y mejorar ese Estado de bienestar para alcanzar los niveles de exigencia de la liga europea? ¿Puede garantizar que su sistema sanitario, de pensiones, su oferta educativa, sus infraestructuras o su capacidad de renovar a la población pervivirán tras el derrumbe de un modelo económico fracasado? EL PAÍS inicia hoy una serie que intentará responder a estas preguntas, repasar la situación del Estado de bienestar y las tensiones a las que está sometido, las exigencias que implicará la lucha por mejorarlo y la sostenibilidad de las cuentas públicas. El objetivo es: más progreso, pero sostenible; más Estado de bienestar, pero saneado; avanzar hacia la modernidad, pero también hacia la racionalidad económica.

IBE dijo...

"España quiere ser Suecia y a la vez EE UU: quiere flexibilidad y bajos impuestos, como los estadounidenses, y a la vez un gasto social elevado y un Estado de bienestar impecable, como los suecos. No se puede ir en las dos direcciones: hay que escoger", critica André Sapir, de Bruegel. Y más ahora. Las huellas de la crisis van a ser profundas en términos de paro, empobrecimiento de las clases medias y desigualdad, pero también en lo relativo al déficit y la deuda.

Este y el anterior son parte de los comentarios que sobre el Estado del Bienestar, tratado en parte en mi entrada, se van a recoger en El País durante algún tiempo y que son dignos de lectura detenida.

Lino Uruñuela Nájera dijo...

Me parece rizar el rizo meterse a desacreditar los cuentos clásicos como sexistas por parte de un Ministerio. Yo les aconsejaría que se leyeran el libro “Psicoanálisis de los cuentos de hadas” de Bruno Bettelheim, publicado a principios de los 80 por Grijalbo donde hace un estudio bastante interesante de lo que suponen los cuentos en la formación de la personalidad infantil desde el punto de vista psicoanalítico.
El significado de los cuentos de hadas ha interesado desde siempre, entre otros a los poetas, que al igual que Schiller recibieron influjo de filósofos como Kant y Rousseau y escritores como Shakespeare, Lessing y Klopstock. Creo que la educación sexista va por otro lado, no precisamente por los cuentos. ¿O nos vamos a cargar también la Ilíada y la Odisea?

J M (Chema) Buzarra Cano dijo...

IBE:

Es que lo bordas....Bueno, poco que decir. Me parece que algunos/as se están DESNORTANDO incluida la ministra y la FETE.

A este paso se va a aconsejar no se lea algunos pasajes de la Biblia...por ejemplo, cuando Jesús empezó a latigazos en el templo, por que eso es promocionar la violencia, o al Quijote cuando éste se lanza contra los molinos confundido con gigantes monstruos, por aquello de que se te puede pegar la locura.

En fin, paciencia.

IBE dijo...

Lino, mucho les pides si ven fantasmas en los cuentos de hadas y princesas que han formado la mente de los niños de todas las generaciones,ja,ja, hace unos días me dijeron, en una tonta discusión de fútbol (uno del Real Madrid, claro, que lleva varias semanas con las orejitas gachas, ja,ja)y no soporta que una sea del Barça y le guste el fútbol, que "qué sabrá la burra cuando es día de fiesta", pues eso se les puede aplicar a algunas de estas "miembras" del ministerio y sus seguidoras en Instituto de la Mujer y Fete- Ugt, pq no están dando una o se dispersan con tonterías y luego se quejan de que lleva Bibiana tiempo en la diana de las críticas, como dice El país, pero si se lo pone a huevo a la prensa. Que se busque otros asesores para ir en la dirección adecuada hacia la igualdad y la no discriminación, porque se está perdiendo por carreteras comarcales cuando hay autopistas o autovías bastante claras (otra cosa que se atrevan o sepan conducir por ellas).

IBE dijo...

No te pases, Chema, que yo a bordar no llegué a aprender nunca, ja,ja, me quedé en coser botones, vainicas y punto de cruz en las monjas.

Me acordaba,hablando de las fábulas, de un post de una conocida bloguera, hace un tiempo, que demostraba que todos lo animales hembra tenían connotaciones negativas y los machos todo positivo. Ejemplos: zorro=listo, zorra=mujer ligerita; león=rey de la selva; leona=ligerita; lobo=astuto; loba=guarrilla; así seguiríamos con víbora, serpiente, culebra, urraca, cacatúa, cotorra, ja,ja,ja estoy por mandar una misiva al ministerio pq. seguro que a las fábulas de Esopo, La Fontaine, Samaniego y demás no les han dedicado su tiempo, que están todavía con los cuentos de hadas y hados, príncipes y princesas, brujos y brujas.

Muy fuerte, en qué se pierde el tiempo y las energías cuando necesitamos igualdad en tantísimas cosas importantes y una educación no sexista desde una transformación social mucho más profunda y no asumida por los cuentos infantiles (ojalá fuese por eso, demostrarían ser niñ@s leídos, a pesar de todo, y sería subsanable)...

AdP dijo...

¿Y no le pueden dar el sueldo y que se quede en su casa? Creo que nos iría a todos mucho mejor.

Hay muchos tipos de cuentos.

Lo siguiente será pasar a las modificaciones genéticas, porque la genética es lo único que explica que los niños prefieran (en general) juegos de competición y las niñas (en general) juegos relacionados con el desarrollo de la empatía. O eso, o mandar a la hoguera a los que hacen los estudios de los que se sacan estas conclusiones.

Saludos.

IBE dijo...

No había dicho yo algo tan "hitleriano" como tocar la genética, Adp, pero sí nombré, de coña, el hacernos a todos lobotomías o darnos descargas eléctricas, cada vez que tengamos un impulso más propio del otro sexo.

De dar sueldos gratuitamente, "nanai del peluquín", ja,ja,anda que no hay gente válida dentro de los partidos o personas independientes, pero de sobrado y reconocido prestigio profesional.

En muchas casas, todos han leído cuentos clásicos, los roles siempre han estado bien asumidos, pq han trabajado ambos progenitores y las tareas se hacían entre todos. Uno de mis hnos. pidió para unos Reyes, una muñeca negra (ya apuntaba hacia la globalización, ja,ja) y no te creas que no les costó encontrarla a mis padres en los 70 y por eso no es ningún bicho raro, y tengo una sobri que igual juega con el hospital de Barriguitas, que juega al fútbol con la equipación de Messi, que hace montajes de Lego con un banco de herramientas, porque le gustaría llegar a ser, con 4 años que tiene, médico o ingeniero.

Creo que ser casada o soltera y tener hijos, o no se lo plantea o lo ve algo totalmente natural o perfectamente compatible, que es lo que debería preocupar a estas instituciones que nos ocupan y que se dedican a la vida contemplativa.