6.12.09

AQUELLOS MARAVILLOSOS AÑOS...

Porque todos lo hicimos, porque comprábamos la original, pero para no estropearla o perderla, la grabábamos para bajarla al cassette del coche, porque compartíamos lo que creemos que es cultura y no negocio, porque en los chamizos y guateques no pagábamos a la SGAE, o yo nunca fuí consciente de que lo tuviéramos que hacer y menos de que cometiéramos un delito, sólo apreciábamos la música.

Por eso y mucho más, me ha llegado al alma la carta que he leído en El País de este domingo y que os reproduzco íntegra, de una persona, que siendo una década mayor que yo, piensa lo mismo. Si no hace mucho, lo aplicábamos al deporte, en concreto al fútbol, ahora le toca a la música como cultura. Si todo lo reducimos al negocio o vil metal, ¿no empezamos a comprender cuál es el mayor de nuestros males?

Me niego a pensar que alguien como Aute, que cantó a la vida, al amor y a la libertad, ahora piense que su interlocutor válido debe ser el ministro de industria, en lugar del de cultura. Algo ha cambiado en mi escala de valores o alguien ha modificado la suya, aburguesándose, y no hemos sido nosotros...

DESCARGAS ILEGALES (Víctor Ovies Arenas, Granada)

"Tengo 50 años y quiero decirle a Luis E. Aute que en los años setenta, cuando yo era solamente un adolescente, mis amigos y yo teníamos sus canciones grabadas en cintas de casete. No recuerdo quién era el que tenía el original, si es que alguno lo tenía. Solamente recuerdo que nos copiábamos los temas sin sentir jamás que hacíamos daño alguno a su intérprete y compositor. La piratería musical era un concepto desconocido entonces y, en cualquier caso, creo que todos compartíamos la sensación de que al copiarnos las canciones estábamos demostrando nuestra devoción hacia el artista. Tener sus cintas era una marca de identidad. Aunque no creo que ni nosotros mismos supiésemos bien lo que éramos.

Desde entonces hasta hoy he ido a infinidad de conciertos de Aute, y he pagado con gusto por verle actuar en directo. No tuve jamás, ni tengo ahora, la sensación de haberle privado de nada, ni de haberle robado nada. Más bien al contrario, siempre pensé que al reproducir su música le hacía publicidad.

Todos estos recuerdos me han asaltado de pronto al imaginarle hoy en Madrid, clamando soluciones contra la piratería y afirmando junto a otros compañeros del sector que la música es cultura, aunque curiosamente no hayan ido a entrevistarse con la ministra de ese departamento, sino con el ministro de Industria y Comercio. Dicen que la música puede desaparecer en cinco años. La verdad es que la música no desaparecerá jamás, porque efectivamente es cultura y forma parte de nuestra identidad como seres humanos. Lo que tal vez sí pueda y deba desaparecer es el negocio tal y como está montado, o al menos tendrá obligatoriamente que adaptarse. No nos engañéis y no dejéis de llamar a las cosas por su nombre. Mucha suerte con vuestro negocio, y muchas gracias a Aute por aquellos años maravillosos en los que escucharle era de verdad cultura y, al contrario que hoy, todo un placer".

19 comentarios:

LUCRONIO dijo...

Buen post. En el fondo, este debate es el típico que no es defendible ni por los propios artistas... o es que ellos no han descargado nunca nada?
No me lo creo.
Un saludo.

IBE dijo...

Gracias Lucronio por tu visita, eso es lo que yo pienso, que no es defendible ni por ellos mismos y que la música, como cualquier manifestación de la cultura, no puede desaparecer por mucho que nos amenacen con ello.

AdP dijo...

La música no desaparecerá. Ya existía antes de los derechos de autor y de las discográficas. El problema es que estas últimas quieren seguir con sus multimillonarios ingresos, utilizando para ello a los artistas como peleles si hace falta. El problema es que los artistas tragan con lo que digan las discográficas y se quejan de la piratería en vez de quejarse de los abusivos contratos que se ven obligados a firmar con las casas de discos.

Por supuesto que no está bien piratear pero todo se solucionaría, al menos en parte, si entre el precio y el valor real de los discos no existiera tanta diferencia.

Saludos.

IBE dijo...

AdP, totalmente de acuerdo, en esto como en todo, pretenden hacernos pagar al consumidor final, por las ganancias que pierden por el camino, con las intermediaciones.

Que hagan desaparecer todos esos contratos mercantiles, que firman por el camino, que hay mucho listo que por traer a artistas a una ciudad se lleva una millonada, sin hacer nada, y el artista ni se entera.

S. dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con ADP

IBE dijo...

Creo que todos estamos de acuerdo e igual de indignados, S. en que nos hagan culpables y sufridores a nosotros.

Un beso.

Gilda dijo...

Voya seguir pirateando todo lo que pueda, descargando como una posesa, me parece que es sacar pasta como sea.
Una buena entrada ibe, sin duda.

IBE dijo...

No te pases, Gilda, no tengamos que llevarte el tabaco a la cárcel y rastreen los IPes de tus seguidores y nos pillen a todos, ja,ja

Un beso.

Fernando Martínez López dijo...

Hasta que el pueblo las canta
las coplas, coplas no son...
y cuando las canta el pueblo
ya nadie sabe el autor...
¡Procura tú que tus coplas
vayan al pueblo a parar!...
que al verter el corazón
en el alma popular
lo que se pierde de gloria
se gana de eternidad...

Pues eso....


Las canciones que yo compuse fueron seguidas de mi renuncia a cualquier cobro para donárselo a una ONG (Amigos de la Unesco , creo que era)...y que conste que fue una de las más escuchadas (y aún se escucha en uno de los primeros LP riojanos)

Poe eso hay músicos, poetas y artistas eterenos y ocasionales profesionales...

alegrias dijo...

yo también era de las que tenía ochocientas cintas para grabar, para grabar canciones de la radio, para grabar las canciones de los discos de mis padres y no estropearlos, de las cintas de mis amig@s, de los amig@s de mis padres, para el coche de mi madre...
En esos tiempos nadie hablaba, como bien dices, ni de piratas, ni de delitos ni de la sgae.
Yo también era de las que pensaba que con oír, hacer oír y aprenderte sus canciones contribuías a "su causa", que yo no veía otra que no fuera la propagación de la cultura...(claro que con esa edad una suele ser un poquito tonta y no la da por pensar en la pela...)
Ibamos a todos los conciertos que podíamos, coreábamos las canciones y disfrutábamos...
Ahora tienes que tener cuidado de no tener a un inspector de la SGAE detrás y tararear una canción no vaya a ser que te caiga un multón... porque como sigan así, al final acabarán por cobrar un canon por cantar bajo la ducha.
¡ahí le has dado IBE! Todo puede ser bien entendido.
UN abrazo

ulises dijo...

Será que Aute ya no está por la labor de hacer música y sólo quiere vivir de los royalties.
Habrá que promocionar a los auténticos músicos y desterrar de las discografías a los que te quieren sangrar.
Habría que hacer una lista negra de asociados de la SGAE para ponerlos en evidencia.

IBE dijo...

Pues eso, cantaremos las de Nano, que es amigo, cerraremos las puertas y ventanas, como nos dice Alegrías para que no nos escuchen en la ducha, y hacer la "lista negra", como dice Ulises, no me parece ninguna idea descabellada.

Un abrazo a todos.

IBE dijo...

Me pregunto: "EL Tamborilero" de Raphael que canto con los abuelos en el Centro de Día, con lenguaje de signos, para prepararlo para la fiesta de las familias, ¿también tendría que declararlo a la SGAE?pq del original sólo tiene el título y tendría "bemoles" con lo que nos lo hemos currado.

Socialistas de Cuzcurrita dijo...

Entiendo que es fácil predicar y es más complicado dar trigo. ¿Quién no escucha música pirateada?
La realidad es la que es y es lo único inalterable. Se requiere una solución que pasa por... !y quien sabe!. Al segundo se buscará el vacio legal para actuar en la más pura ILEGALIDAD. !!!Somos así!!!

Salud y Progreso.

IBE dijo...

Como dicen los amigos de Cuzcurrita, hecha la ley, hecha la trampa, o estudiamos la ley para buscar las taras y encontramos los vacíos legales, para colarnos por la rendija. Tengo conocidos, que no tienen otra faena estos días que quemar los pcs descargando música y pelis a toda velocidad.

Como decís, no me creo que los propios autores, para añadir y hacer arreglos, escuchen todo en material original. Las maquetas que habrá por ahí perdidas, también deberían declararse ???

Iván Palacios dijo...

Bueno experiencia personal, con 500pts de paga y un disco-caset a 1800pts......, estaba claro pillaba (si podia) el casete a quien fuera.
Por una canción no te ibas ni vas a comer el chorizo entero, ahora como antes sigo haciendo lo mismo, mis propias recopilaciones.
Y ahora, cosa que antes no hacia, puedo escuchar lo que me da la gana y quedarme con lo que me da la gana y comprarme lo que pienso que tengo que tener en original.........tremendo debate el de la SGAE

IBE dijo...

Lo tengo claro Iván,y a ver quién y como van a controlar si nos lo grabamos de la radio como antaño, ja,ja

Lo último que he comprado ha sido para regalar, pq parece mal y pidiendo por favor que me lo copiaran a mí dp para tenerlo y lo de mi amiga Carmen París, pq parece mal que me los dedique en una copia, ja,ja

Para todo lo demás...no Master Card, sino copia ilegal...

© jaferler dijo...

Ya siento llegar tarde .......... Pero si la oportunidad es como ésta para poder corroborar algo que llevo años diciendo no importa un pequeño retraso en la lectura de tu post. La carta de "El País" ya la conocía, solo me interesa ver y constatar que además de cuatro locos como yo, la gente inteligente también se moja contra las menudencias diarias. Te lo dice alguien que sigue comprando música en diversos formatos (pero no en tiendas fisicas ya) y a pesar de ello todo lo que tengo (3000 LP, EP y Singles,500 Cassetes, 1000 CD y 500 DVD en números redondos) comprado lo du(multi)plico en formatos portables por comodidad y seguridad. Y algún que otro regalo. Y nunca tuve la sensación de delincuente. Es más, seguiré haciéndolo mientras pueda. Además me divierto haciéndolo.

IBE dijo...

Gracias, Jose Antonio,nunca es tarde si la dicha es buena, ja,ja, y además nos unes a tu club de pocos, pero inteligentes. Me parece que sospechaba que pensabas así y practicabas lo que cuentas, como alguno de nosotros.