5.6.09

COTORRAS, COTILLAS, PERO FELICES

Ya sabemos, porque se cansan de repetírnoslo nuestros compañeros del sexo opuesto, que la curiosidad es femenina. Por el género del artículo y del sujeto sin más (femenino, singular), porque conozco yo a alguno que él solito es más cotilla que todas las mujeres juntas, pero bueno.

La noticia publicada en 20 minutos, ayer, rompe con el dicho de que "la curiosidad mató al gato" porque resulta que, según un estudio realizado en EEUU, cotillear puede contribuir a reducir el estrés y la ansiedad. La razón debe ser porque sentirse emocionalmente cerca de un amigo, aumenta los niveles de progesterona, pero vamos que, hace poco, contaban lo mismo de besarse, abrazarse, etc.y para eso no hace falta hablar, ni cotillear.

A mayores niveles de progesterona, mayor deseo de vincularse con otros y, esa vinculación vuelve a aumentar los niveles de esa hormona. Con lo cuál los incrementos de esta hormona se relacionan con una mayor voluntad de ayudar a los demás.
Así se llegaría a entender por qué la gente que vive en relaciones muy cercanas son más felices, están más sanos y viven más que los que están socialmente aislados.

Esto me ha hecho recordar y dar una explicación a la mayor esperanza de vida de los países mediterráneos, además de por la dieta, por la mayor sociabilidad. De esos países, España, en las estadísticas, figuraba muy bien, y en el caso de las mujeres, las riojanas éramos cuasi eternas (y no por enfermas, como dice el refrán), ¿sería por chismosas?Psssssss, que no se entere nadie.

Para terminar, me asalta una duda: el comentar en la blogosfera y otras redes sociales, ¿reducirá también el estrés y la ansiedad tanto en hombres como en mujeres?, porque a mí, hay veces, que me produce el efecto contrario.

Va a ser cuestión de que hay que acompañarlo ya con cervecita y terracita entre sol y sombra para mitigarlo...

Feliz super-finde de elecciones y nos vemos a la vuelta para seguir "cotilleando" sobre los resultados...

3 comentarios:

alegrias dijo...

¡¡Buena entrada!!jejejeje, espero algo se me pegue,ya que soy cántabra, ¿sabes que tal andaba por allí la media de vida femenina?jijiji.Aunque llevo tanto por aquí que ya he perdido la cuenta, de los 32 que tengo llevo 29, así que échale trigo al gorrión...
Supongo que será un poco de todo, ¿no? Yo me quedo, sobretodo con lo de liberar estrés, jajaja. Aunque no soy amiga de cotorrear sí que lo soy de analizar, jaaaaaa.
Un abrazo, aunque supongo que nos veremos pronto....

IBE dijo...

Sí, sí, pajarita, ahora va a ser que las "cotorritas" nos llamamos "analistas", ja,ja.

Aunque, ya te digo, que con muchos hombres que conozco casi me tengo que pegar para pedir la palabra.

Aceptamos cántabras con más de 20 años de residencia en La Rioja como riojanas, puedes pasar a recoger tu carnet de "riojana" por el Palacete de Vara de Rey, si hay "narices", ja,ja

Fernando Martínez López dijo...

Sí, hay una diferencia entre la realidad y el ME HAN DICHO...Cuando me casé un amigo me dijo, "Nano me he enterado que te has casado" y yo le contesté como en el chiste, "¡No majo!, a tí te lo habrán dicho el que me he enterado he sido yo..."
Te juro que cuando volvemos a España y veo la televisión no termino de creer lo que estoy viendo. La gente que vive del ME HAN DICHO !!! y lo debe de ver todo dios porque preguntas quién es esa y enseguida te dicen: sí hombre fulanita, la prima del marido de la mejor amiga de FULANA (pon la que quieras del folklore patrio)...no entiendo nada. ¿escritora, científica, jurista, actriz, cantante...?
No, profesión: sus rollos en el Madrid eterno.
Y ahí no hay crisis ni paro, hay que joderse...