25.11.10

25N: VIOLENCIA Y SABER RECONOCERLA

Escuchando a ANAV, conociendo las cifras de que un 21% de las víctimas tienen entre 16 y 30 años, sabiendo que el porcentaje de denuncias en el caso de asesinatos es mínimo o casi nulo, y que a pesar de tener más medios y efectivos, este año hemos superado estrepitosamente el número de víctimas mortales, me hace ser bastante pesimista con el tema aunque vaya existiendo más conciencia social.

Mientras se crea cariño desmedido el que te acompañen a casa para que no salgas después con nadie, que te amenacen con colgar fotos tuyas en las redes sociales si dices de dejar a alguien, o que no te dejen colgar lo que tú consideres, si te separan de tu círculo de amistades, si te llaman 100 veces al día, por saber dónde, qué y con quién estas, no conseguiremos erradicar el problema. Eso no es cariño, es posesión, pero ¿están esas chicas educadas para estar bien solas o realizadas como personas en plenitud, sin necesidad de estar con nadie?

Hay, todavía, un problema de raíz, que es una educación, no se si en desigualdad o en debilidad. Mientras se vea extraño, siendo mujer, que te independices sin una pareja, que te puedas plantear una maternidad, adopción, compraventa, negocio, etc. en solitario. O que hagas y deshagas con tu vida lo que consideres, sin tener a un hombre al lado, porque a ellos siempre se les ha permitido, tendremos un problema de base.

Te independizas y aprendes a vivir sólo o en piso compartido cuando sales a estudiar o a trabajar fuera, y te sueles adaptar igual de bien siendo chica, que chico, en mi caso a los 18 años, aunque la autosuficiencia económica la alcances con un primer trabajo, con suerte, cuando terminas la carrera y aunque no sea algo adaptado a tu titulación, viene bien para empezar. Con 26, y sin necesidad de pareja, ni boda previa, que no en tiempos de mi abuela, sino de algunas de mis congéneres, se sigue viendo como un negocio, te puedes comprar un piso, aunque el notario levante la vista al firmar la compraventa y después de leer tu nombre, lea lo de soltera.

Si fueses hombre. seguramente, no te hacen la pregunta, cuando te han dado un segundo piso hace 3 años y vives allí desde casi el primer momento, de si ya te has independizado y vives allí con una pareja. NO NECESITAS A NADIE PARA SER O VIVIR INDEPENDIENTE.

Esto no deja de ser un ejemplo más de todo lo que tiene que cambiar todavía en la mente de hombres y mujeres para terminar con esta lacra, que ha existido siempre, pero que las propias mujeres no deberíamos permitir crecer ahora que está en nuestras manos la igualdad a todos los niveles, pero quizás no tanto en el caso de las mujeres en lo SENTIMENTAL.

LA VIOLENCIA DE GÉNERO NACE DE LA DESIGUALDAD, SOMOS LAS MUJERES LAS QUE NOS LO TENEMOS QUE CREER Y NO TODAS LO HACEMOS.

5 comentarios:

IBE dijo...

No lleguemos a las estrellas en el suelo de la Gran Vía de Madrid. Antes del primer empujón, hay unos insultos y un menosprecio reiterado. Que no te engañen, convenciéndote de que es mejor que te quedes en casa criando hijos que trabajando, creciendo y realizándote. Que te dejen pensar y ser libre.

Otro ejemplo cercano: cuando, con 18 años, dices de estudiar una carrera de 5 años que te puede apartar de esa pareja, mayor que tú y con la vida más que resuelta, y te empiezan a martillear con que hagas una de 3 años, sin moverte de su lado y así terminas antes, te casas, sois felices y comes perdices. Si tú no te plantas y decides por tí misma, eso tb es maltrato y no está en los manuales y se puede disfrazar de una vida ideal con un trato de Princesa. Las princesas sólo existen en los cuentos, las de ahora se han hecho antes a sí mismas y han vivido y tomado sus propias decisiones.

ROSALIA dijo...

Totalmente de acuerdo, cuando te "obligan" con chantajes emocionales a renunciar a tus sueños o tus proyectos es una manera de no respetar.
Besos wapa.

IBE dijo...

Si, Lía, es ese intentar convencerte de que es lo mejor para tí o para los dos, pero lo más fuerte es cuando se va hablando de tus planes de futuro y la única que no los conoces eres tú misma...eso ya es el no va más del ninguneo. Claro que, lo que para unas es la panacea que te organicen, para otras debería ser el detonante para mandarles a hacer puñetas y seguir tu camino, si no es el mismo.

Un beso.

NORMA dijo...

Yo siempre defiendo que la educación que se recibe en la infancia es la clave. No se puede echar la culpa al sistema educacional, los padres son la base y eso parece que se olvida. Ibe, aún se ve raro que una mujer viva sola sin la protección de un hombre, aún las mujeres policías nos vemos zarandeadas y tratadas como niñas por los compañeros....aún queda mucho por hacer. Recibí un correo de un seguidor que me preguntaba si estaba trabajando en un despacho o en la calle porque claro, una mujer policía mejor que esté protegida entre cuatro paredes, pues para eso no me hago policía idiota. ¡Cuantas mujeres ha renunciado a sus sueños por ser madres!
Buen post Ibe...
Un besazo.

IBE dijo...

Gracias Norma, tú misma vuelves a hacernos ver otro tipo de violencia de la que no deja herida visible. Seremos iguales cuando la renuncia no sea sólo cosa nuestra o no tenga por qué darse.

Un beso.